Elena Gil González ha sido una de las participantes en el RYLA que se celebró en Gandhinagar (India) los pasados días 24-28 de noviembre de 2014, patrocinada por el Rotary Club de Majadahonda (Madrid).Elena Gil Gonzalez nos cuenta:

“Asistir al RYLA ha sido toda una oportunidad, no solo a nivel formativo, sino además, y principalmente, a nivel personal. No era mi primer RYLA, ya había participado en otros dos previos, en Madrid y Pau (Francia), y tras cada uno de ellos he podido sentir un cambio en mí.

Esta vez se trataba de un RYLA internacional, que nos permitió reunirnos a más de 200 participantes de todo India, y a otros 30 participantes de otros países; países tan diferentes como Tailandia, Lituania o Australia.

Los días del RYLA transcurrieron de forma rápida y emocionante. Cada día empezaba con una clase de yoga a las 6 de la mañana, siguiendo con diferentes sesiones sobre habilidades de liderazgo, hasta terminar con actividades nocturnas, como una fiesta de garba (baile típico indio). ¡Sin duda todo un éxito! Además, yo asistía como mera participante, pero el primer día me ofrecieron convertirme en counselor y así poder liderar un pequeño grupo de participantes. Esto supuso todo un reto que se convirtió en un precioso aprendizaje. Sin embargo, han sido las personas las que han hecho de ésta una experiencia inmejorable. Del RYLA me llevo una gran cantidad de amigos a los que sin duda volveré a ver, ya sea en India, en España, o dondequiera que la vida nos lleve.

Por si ello no fuera poco, mi experiencia en India va mucho más allá del RYLA. Los participantes internacionales tuvimos la oportunidad de vivir con familias rotarias indias después del RYLA. Desde el primer momento me sentí parte de la familia, y no se me ocurre una forma más apasionante de descubrir un país que a través de su gente. Hemos descubierto su comida (siempre picante), sus templos hindús, la industria más puntera y también sus escuelas rurales. ¡Incluso algunos de nosotros pudimos ir a una boda!

Muchas gracias a todos los clubes rotarios que han hecho posible esta experiencia, y en especial al Rotary Club de Gandhiagar, y al Rotary Club de Majadahonda”