El sábado 19 de mayo realizamos una excursión al territorio Vettón programada por Arturo Estébanez.
La cita fue en el pueblo de Chamartín, desde donde partimos dando un paseo hacia el castro de La Mesa de Miranda. Este castro fue habitado entre los siglos V-I a.C. (edad del hierro) por uno de los pueblos célticos de la Meseta: Los vettones.

Este castro fue descubierto en 1930 por A: Molinero y posteriormente, Juan Cabré realizó nuevas excavaciones. Está ubicado en la confluencia de dos arroyos y se compone de tres recintos amurallados y la necrópolis. En un radio cercanos se encuentran otros castros vecinos, Las cogotas y Ulaca.

Recorrimos el castro apreciando bien su constitución, observando sus murallas, zonas defensivas y otros restos típicos de este pueblo como los “verracos”, así como la necrópolis.

De vuelta al pueblo de Chamartín y como el día estaba algo lluvioso, tomamos nuestro picnic en el bar del pueblo y después visitamos el Aula para terminar de comprender la vida que llevó este pueblo céltico.
Desde allí partimos hacia la ermita de la Virgen de las Fuentes (siglo XVII), construida sobre el manantial del rio Almar. La imagen de la virgen es muy anterior a la ermita (siglo XII) por lo que se supone que anteriormente hubo allí otra construcción) . En sus aledaños y nos encontramos con restos de una plaza de toros (cuadrada) y la casa del ermitaño.

Continuamos nuestro viaje hacia el Castro de Ulaca en el pueblo de Villaviciosa (Solosancho). Este castro situado en las primeras estribaciones de la sierra de la Paramera (Sistema Central) y en un promontorio dominando el en el Valle de Amblés.

El castro de Ulaca (S.VI al II a. C) es el más grande de los castros vettones y cuenta con restos arqueológicos poco comunes, como el altar de los sacrificios y la sauna. Tiene su muralla de más de 3 Km y se pueden ver los restos de las casas de planta cuadrada y aunque parece que estuvo habitado hasta la edad media, son los vettones los que han dejado mayor huella.

Visitado el castro y llegada ya la tarde, se despide el grupo para regresar cada uno a su lugar.