Durante el fin de semana de 8, 9 y 10 de mayo ha tenido lugar en Salamanca el encuentro de hermanamiento entre los clubes rotarios de Majadahonda y de Saint Médard (Francia).
El primer acercamiento entre los dos clubes fue en 1994, y en 1996 se formalizó el Hermanamiento, desde entonces no hemos dejado de reunirnos periódicamente, de participar en proyecto comunes y de estrechar nuestra amistad.

Los encuentros tienen lugar cada dos años alternativamente uno en cada país, y el club anfitrión es el que organiza. Este año le tocaba al club de Majadahonda organizarlo, y el lugar elegido entre todos para la convivencia, Salamanca.

Los participantes han sido 33, entre rotarios de ambos clubes y acompañantes. Y hemos tenido la suerte de que nuestro presidente electo, José Mª Gil es salmantino y suyo ha sido todo el trabajo y el éxito del encuentro.

Durante el viernes fuimos llegando todos para encontrarnos por la tarde en el hotel Corona Sol, lugar de alojamiento, donde tuvimos nuestra primera reunión y partir hacia el Parador a celebrar nuestra primera cena de amistad.

Durante la cena hablaron los presidentes de ambos clubes y se intercambiaron regalos. Desde allí pudimos disfrutar de la preciosa vista de Salamanca iluminada y después dar un paseo nocturno por el casco antiguo de la ciudad.

El sábado salimos en autobús hacia la Finca de la Calderilla, en Tamames, para visitar la Ganadería de “El Pilar”, donde se crían los toros de Domecq y de Anastasio Fernandez.

Fuimos después a visitar “La Alberca”, pueblo declarado Conjunto Histórico-Artístico y Bien de Interés Cultural, dando un paseo por sus preciosas calles, y comimos en “La Abadía de los Templarios.
Después fuimos a Mogarraz, que es un pueblo muy bonito, del mismo estilo de la zona, pero lo que lo hace especial es la original exposición permanente de retratos de sus vecinos en las fachadas.
Regresamos a Salamanca disfrutando del paisaje cambiante de bosque y dehesa, para poder descansar un ratito antes de volver a salir.
Disfrutamos a la noche de una cena de tapas en “La Oficina”, en la que Natividad Cabezas, rotaria salmantina, y Antonio González ofrecieron un recital de jotas, baile y música charra que fue muy bien acogida por los rotarios franceses y los madrileños.

El domingo se realizó una visita guiada a los monumentos más representativos: Las Catedrales, la Universidad, la Clerecía, El Palacio de Monterrey, La casa de las Conchas…

Acabamos con una comida de despedida en el restaurante Don Mauro de la Plaza Mayor, donde, a los postres, hubo palabras de agradecimiento y de cariño por parte de los dos presidentes, y quedamos emplazados para dentro de dos años, esta vez en Francia, en un lugar a decidir….