1-III PREMIO PSICOFUNDACION “A favor de la Infancia”
El 12 de noviembre, en la sede de la Universidad Nebrija de Madrid, se hizo la entrega del III PREMIO PSICOFUNDACION RECURRA GINSO “A favor de la infancia” en la categoría de PERSONALIDAD a Santiago Nogaledo, por su labor como fundador y presidente de la Asociación Peñas Blancas desde 1973, por cuyo campamento han pasado más de 100.000 niños.

Los premiados en las otras dos categorías fueron:
ENTIDAD: comandancia de la Guardia Civil de Estremera.
MEDIO DE COMUNICACIÓN: Programación infantil de RTVE.
Santiago al recibir el trofeo, una escultura con unas manos que se estrechan formando el mundo, agradeció el premio al jurado, a la Psicofundación y a la Asociación GINSO, con una intervención breve, pero llena de contenido, amor y esperanza.

Santiago estuvo acompañado por numerosos amigos, aparte de los compañeros de su club rotario.

Tras la ceremonia, que resultó muy agradable y sencilla, ofrecieron un vino español a los asistentes.

2-PREMIO DEL VOLUNTARIADO

El 3 de diciembre, a propuesta del Club Rotario, Santiago Nogaledo fue premiado por el Punto de Información del Voluntariado, de la Concejalia de Juventud y Cultura del Ayuntamiento de Majadahonda, como voluntario del año 2013.

Muchas de la Asociaciones que tienen sede en Majadahonda presentaron sus candidatos: Entremundos, AICODE, Cruz Roja, Scouts, AJIVEM, ASPAFES, ACCE, GREFA, Asociación de pensionistas, fueron recibiendo su premio

La exposición de los méritos de nuestro candidato la hizo el presidente fundador del club, Eduardo San Martín.

La entrega del premio se hizo en la Biblioteca Francisco Umbral de manos de la concejala de Juventud y Cultura, María Fernández Dobao y presentado por la Coordinadora del Área de Juventud, Carmen Hidalgo.
Santiago recibió un bolígrafo con su nombre grabado como obsequio por su labor y dio las gracias a todos los presentes.

El club de Majadahonda siempre participa en esta celebración que el Ayuntamiento organiza desde hace años con motivo del Día del Voluntariado, que es el 5 de diciembre, y que siempre resulta tan entrañable por la calidad de los premiados, que tienen desde 20 a 85 años, que cuando recogen su premio dicen cosas tan sencillas y emotivas que te tocan el corazón.

Tras la entrega, como colofón del acto, hubo una actuación del coro Godspell de la Parroquia de Santo Tomás Moro.