Este año decidimos recuperar una fiesta que durante muchos años habíamos celebrado en el club y que durante los dos últimos años no había sido así: la fiesta de carnaval. Por ello, el 5 de marzo, el Rotary Club de Majadahonda, celebró una fiesta de carnaval en su sede invitado a participar a los clubes de la zona.
Los invitados iban llegando con sus disfraces y a algunos era difícil conocerlos. Nos acompañaron rotarios de otros clubes (Boadilla, Pozuelo, Madrid y Madrid-Velazquez).

En un “totum revolutum” emires del Califato, emergentes mandarines – con su mandarina al lado – princesas, reinas, templarios, bucaneros y un corsario. Allí estaba Nefertitis- pareja del Gran Pirata – y no faltó un mosquetero cuidando bien a su dama. Giró la rueda del tiempo y aparecieron Mary Poppins – con su mágico paraguas volador – y el deshollinador –que lógicamente estaba negro, el gran Dr. Barnard – dispuesto a operarnos a corazón abierto – un gentil Pierrot, el Caballero del Antifaz, una niña completamente gótica que cuidaba con esmero a un bebé que se escapó de su camita para venir al evento. Y la perla de la cena Lola Flores, la Faraona de España con su porte y su salero. El último en llegar fue Tejero y nos dió un buen susto.

Con una agradable cena y un posterior desfile solos o en pareja, donde todos lucían sus galas y habilidades para participar en el concurso.

Se formó un jurado y los ganadores fueron:

Mejor disfraz: Marga (flamenca)

Más original: Reyes Zuazo (capitana corsaria)

Mas divertido: Osvaldo Álvarez (Tejero)

Mejor pareja: Ramón Bosh y su esposa (medievales)

Todos recibieron un diploma acreditativo de su participación y posterior premio

Como final de la cena nuestro Gobernador nos dirigió unas simpáticas palabras y pasamos una velada feliz que se complementó con un tiempo para charlar, beber y bailar.