El domingo 21 de junio a propuesta de Teo (por petición del club) salimos de excursión en dirección al pueblo medieval de Urueña.Nuestra primera parada turística fue en San Cebrián de Mazote, cuya iglesia mozárabe del siglo X, con su planta basilical de tres naves, separadas por arcos de herradura que se apoyan en columnas, se conserva bastante bien y es una curiosidad dentro de Castilla.

Luego visitamos El Monasterio de la Santa Espina, que es un monasterio
cisterciense ubicado en el valle del río Bajoz en los Montes Torozos y que
desde el siglo XII (1.141) ha sufrido algunas ampliaciones, incendios y
modificaciones. Es un edificio curioso ya que en el se puede ver los
diversos estilos arquitectónicos y además conserva la reliquia de la Santa Espina.En la actualidad, el monasterio pertenece a la Junta de Castilla y León, dedicándose a la formación de capataces agrarios.Cerca de ese lugar en el pueblo del mismo nombre, encontramos un lugar espléndido para compartir nuestras viandas. Había filetes empanados, chuletas adobadas, tortilla, empanadas, ensaladas, sanwids, pimientos fritos, monchetas con chistorra, etc sin faltar los postres.

Después de comer nos dirigimos a la ermita de Ntra de la Anunciada (siglo XI), un claro ejemplo de románico catalán y acabamos dando un largo paseo por la villa medieval de Urueña.