El 2 de junio recibimos como conferenciante a D. Manuel Mostaza, Director de Operaciones de Sigma Dos para hablarnos sobre sobre el actual e interesante tema de las encuestas: “¿Para qué sirven las encuestas?”.
Comienza indicando que las encuestas parten del equívoco de pensar que son adivinatorias y lo cierto es que son estimaciones.

Su vigencia es muy corta, puesto que la población es muy cambiante y los resultados pueden variar en menos de un mes.

Muestran tendencia, pero no pronostican. Son necesarias para conocer opiniones, hábitos, preferencias, etc. de la población y gozan del amor/odio de quienes las encargan (empresas, partidos políticos, individuos), que las necesitan, pero no siempre les beneficia el resultado. De ahí su mala fama