Como todos los años, el cinco de enero celebramos nuestra ya tradicional fiesta. Este año llegamos a ser 57 comensales entre los amigos (sobretodo de Sara),los jóvenes en intercambio de estudios y los amigos incondicionales como Tommaso Virdia, Arturo Estébanez, Antonio Mosquera, etc.
Se le hizo entrega al padre Manolo de un talón virtual de 3.100 euros (provisional hasta las cuentas definitivas) recaudados con motivo del concierto navideño en la catedral de la Almudena para el proyecto de la Asociación “Niños de Papel” que se dedicará a la atención de adolescentes solteras embarazadas.

Manolo nos sorprendió, como presidente de la Asociación, haciendo entrega al Club del diploma que nos reconoce como “Sembradores de Paz 2002” y a nivel personal, a Eduardo San Martín. A los postre hubo regalo del amigo invisible, luego baile y se acabó con la tradicional chocolate con roscón.